Brought to you by
SERAM 2012 / S-0000
Contractura congénita en abducción de cadera.
This poster was originally presented at the SERAM 2012 meeting, May 24-28, in Granada/ES. Este póster ha sido presentado originalmente en el congreso de la SERAM 2012, 24-28 de mayo, en Granada/ES. www.seram.es
Congress: SERAM 2012
Poster No.: S-0000
Type: Presentación Electrónica Educativa
Keywords: Displasias, Congénito, , Pediatría
Authors: M. V. Torres Isidro1, J. M. arriaga piñeiro2, E. Fernández Canabal1, P. Pérez Varona1, F. Martín Sandoval1; 1Madrid/ES, 2San Lorenzo del Escorial./ES
DOI:10.1594/seram2012/S-0000

Revisión del tema

 

A pesar de que Green en el año 1982 estableció una asociación entre la contractura en abducción de una cadera y displasia acetabular en la contralateral y que ya en el año 1954, Weisman describió esta asociación por primera vez, ésta sigue siendo una entidad poco conocida . Sin embargo, es importante reconocerla ya que cuando se realiza un diagnóstico y tratamiento precoz el pronóstico es excelente (1,2).

 

Se suele diagnosticar en niños entre 3 y 6 meses. Es más frecuente en niñas y la cadera contracturada con mayor frecuencia es la derecha, lo que algunos autores atribuyen a un probable origen genético (mayor laxitud ligamentosa) y un defecto congénito, en relación con la postura intrauterina del feto. Sin embargo, otros autores creen que se debe a un defecto postural extrauterino (1, 3, 4).

 

Los niños presentan una asimetría de pliegues glúteos y una aparente dismetría de miembros inferiores, con oblicuidad pélvica, con la cadera en abducción más baja. La cadera contralateral está más alta y en adducción. Estos hallazgos deben alertar al médico de la posibilidad de una displasia acetabular incluso sin demostrarse inestabilidad de la cadera. A diferencia de la luxación congénita de cadera, los signos de Ortolani y Barlow son negativos (1,4).

 

Está indicado el estudio radiológico para distinguir 2 tipos de contractura en abducción de cadera con diferente pronóstico (5):

-Forma simple. Cadera clínicamente estable y radiológicamente normal. Evoluciona a la curación sin necesidad de tratamiento. Fig. 1

-Forma asociada a displasia con subluxación-luxación en la cadera contralateral. Requiere tratamiento ortopédico.Fig. 2

 

Además, las radiografías descartan otras deformidades congénitas de la columna lumbosacra que pueden causar oblicuidad pélvica.

 

En las radiografías realizadas en proyección AP y posición neutra hay que valorar:

-El índice acetabular

-El desplazamiento lateral del extremo proximal del fémur

-El tamaño del núcleo de osificación de la cabeza femoral

-La línea de Shenton

 

Los dos primeros parámetros son habitualmente mayores en la cadera displásica, mientras que el núcleo de osificación es de mayor tamaño en la cadera en abducción. La línea de Shenton es útil para valorar el grado de luxación de la cadera displásica (1).

 

Deben realizarse controles radiológicos periódicos a lo largo del tratamiento hasta que se objetive en la radiografía en posición neutra una buena orientación y cobertura de la cabeza femoral.

 

Sin un tratamiento adecuado, la contractura en abducción puede provocar una subluxación de la cadera contraria, por lo que el tratamiento debe iniciarse lo antes posible. En las primeras semanas de la vida es suficiente ejercicios de estiramiento pasivo de los abductores. Si los padres no asumen esta tarea, el niño es mayor de 4-5 meses o la contractura es muy intensa hay que inmovilizar las caderas con arneses de Pavlik, que se deben mantener hasta la normalización radiológica (1, 4, 6).

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

  1. GreenNE, Griffin PP. Hip Dysplasia associated with abduction contracture of the contralateral hip. J Bone Joint Surg 1982;64-A (9):1273-1281.
  2. Weissman SL. Congenital Dysplasia of the Hip. Observations on the ¨Normal¨ Joint in Cases of Unilateral Disease. J. Bone Joint Surg 1954; 36-B (3); 385-396.
  3. Dunn P. Perinatal observations on the etiology of congenital dislocation of the hip. Clin Orthop 1976; 119: 11-22.
  4. Seral B, Bello ML, Seral I. Contractura congénita en abducción de la cadera y oblicuidad pélvica. Rev Esp Cir Ost 1999; 197(34):27-32
  5. Seringe R, Langlais J, Bonet JCh. Le basin asymetrique congenital. Etude clinique, radiologique et evolution. Rev Chir Orthop 1992; 78: 65-73
  6. Salter RB. Etiology , Pathogenesis and Possible Prevention of Congenital Dislocation of the hip. Canadian Med Assn J 1968;98: 933-945.

 

POSTER ACTIONS Add bookmark Contact presenter Send to a friend Download pdf
SHARE THIS POSTER
2 clicks for more privacy: On the first click the button will be activated and you can then share the poster with a second click.

This website uses cookies. Learn more