Brought to you by
SERAM 2014 / S-0353
Ecografía de pene: ¿Qué podemos esperar?
Congress: SERAM 2014
Poster No.: S-0353
Type: Presentación Electrónica Educativa
Keywords: Ultrasonidos, Genital / Aparato reproductor masculino
Authors: M. Onate Miranda, S. de Agueda Martín, A. Verón Sánchez, M. D. Montero Rey, A. Santiago Hernando, A. A. Sanchez Naves; Madrid/ES
DOI:10.1594/seram2014/S-0353

Revisión del tema

El pene es un órgano fácilmente accesible por lo que la ecografía es la técnica de imagen de elección para el estudio de la anatomía, la búsqueda de patología y la evaluación de problemas funcionales.

 

Los principales componentes del pene son los dos cuerpos cavernosos, responsables de la erección, y el cuerpo esponjoso, que protege la uretra (Fig. 1). Los cuerpos cavernosos están rodeados por la túnica albugínea. Las fascias de Buck y Colles se localizan superficialmente. [1-4]

Cada cuerpo cavernoso tiene una arteria y espacios sinusoidales que terminarán drenando en la vena dorsal profunda, localizada entre la túnica albugínea y la fascia de Buck. [1-5]

La vena dorsal superficial se encuentra entre la fascia de Buck y la de Colles y recolecta la sangre de la piel y el glande. [1]

La erección se consigue cuando el impulso neurogénico aumenta el flujo arterial, la sangre llena los espacios sinusoidales colapsando las venas eferentes contra la túnica albugínea evitando el drenaje a la vena dorsal profunda. [2,5]

En el estudio Doppler, la onda cambia de una velocidad sistólica baja (11-20 cm/s) con un flujo diastólico mínimo en el pene flácido a una velocidad sistólica alta (más de 35 cm/s) con inversión del flujo diastólico durante la erección. [1,2,5,6]

 

Los principales motivos de consulta son: disfunción eréctil y deformidad del pene con nódulos palpables. En urgencias los principales problemas surgen por traumatismos e infecciones siendo menos frecuente la consulta por priapismo.

 

DISFUNCIÓN ERÉCTIL

 

Para evaluar la función eréctil inyectamos un fármaco vasoactivo en un cuerpo cavernoso y medimos la velocidad sistólica y diastólica de cada arteria cavernosa cada 5 minutos durante media hora. Las etiologías de disfunción son múltiples: vasculares, psicogénicas, neurológicas, endocrinológicas, farmacológicas, traumáticas,... sin embargo la causa más frecuente de disfunción eréctil es la insuficiencia venosa. [2,5,7]

 

En la insuficiencia venosa la velocidad sistólica aumenta pero no hay inversión del flujo diastólico tras la inyección del fármaco vasoactivo (Fig. 2). En la insuficiencia arterial la velocidad sistólica permanece inferior a 25 cm/s [2,7]

 

 

DEFORMIDAD DEL PENE Y NÓDULOS

 

La enfermedad de Peyronie es responsable de la mayoría de los nódulos palpables [6] (Fig. 3 y 4). La formación de placas fibrosas y calcificación de la túnica albugínea produce dolor y deformidad durante la erección. El tratamiento depende de la severidad de la enfermedad [6,8-10].

 

Linfangitis esclerosante no venérea: nódulo en el surco coronario de etiología desconocida, aunque se piensa que puede ser de origen traumático (Fig. 5). Puede causar dolor durante la erección y desaparece sin tratamiento en 3-4 semanas. [11,12]

 

Tumores: pueden ser primarios, generalmente escamosos, o metastásicos de carcinomas de pulmón, vejiga o próstata. [6] (Fig. 6)

 

Raramente, en pacientes con enfermedad renal terminal podemos encontrar calcifilaxis, calcificación difusa de las arterias y de la túnica albugínea. [6]

También podemos encontrar otros nódulos como quistes periuretrales (Fig. 7).

 

 

URGENCIAS

 

Trombosis venosa superficial (síndrome de Mondor): está producida por traumatismos repetidos. Típicamente ocurre a las 24-48 horas de relaciones sexuales prolongadas. En la exploración física se observa un tracto indurado y doloroso en la cara dorsal del pene. La ecografía muestra la vena dorsal superficial aumentada de calibre, con material ecogénico en su interior, no compresible y sin flujo en el estudio Doppler Color (Fig. 8). [4,6,13,14] Generalmente se resuelve en 6-8 semanas. [13,15]

 

Tras un traumatismo puede aparecer una colección hipoecoica en relación con un hematoma. (Fig. 9)

 

Fractura de pene: se manifiesta durante una relación sexual con dolor seguido de detumescencia, inflamación y deformidad. Se rompe la túnica albugínea del cuerpo cavernoso (Fig. 10, 11 y 12) y si la fascia de Buck también se rompe el hematoma se extiende al escroto y al periné [16]. El tratamiento para mantener la función eréctil es quirúrgico. [4,6] El cuerpo esponjoso también puede romperse (Fig. 13), pero es mucho menos frecuente.

 

Pueden producirse otras lesiones traumáticas como: trombosis de un cuerpo cavernoso, el cuerpo cavernoso aumenta de tamaño y no se identifica flujo en el estudio Doppler Color; formación de una fístula arteriovenosa con aparición de priapismo de alto flujo; fractura del ligamento suspensorio del pene, se observa un espacio entre el pubis y los cuerpos cavernosos; fractura de prótesis de pene con extravasación de suero de la prótesis (Fig. 14);... [6,16]

 

Infecciones: ocurren tras cirugías o manipulación uretral y en pacientes diabéticos tras la inyección de fármacos vasoactivos. [6]

  • Celulitis: engrosamiento e hiperemia del tejido celular subcutáneo (Fig. 15). [6]

  • Cavernositis: aumento de la vascularización de los cuerpos cavernosos con edema y microabscesos.

  • Absceso: colección hipoecoica con detritus o gas (Fig. 16). Necesita tratamiento quirúrgico. [6]

 

Priapismo: erección patológica prolongada sin relación con estímulo sexual [17].

  • Priapismo de bajo flujo: es una emergencia. Consiste en una erección prolongada, dolorosa, sin flujo en las arteria cavernosas por fallo en el drenaje venoso. Sin un tratamiento adecuado se produce necrosis con disfunción eréctil [3-5,17]. El diagnóstico es clínico, pero en la ecografía pueden verse cambios en los cuerpos cavernoso con estasis de sangre con niveles líquido-líquido [6]. Es importante remarcar que la vena dorsal superficial puede tener flujo. (Fig. 17)

  • Priapismo de alto flujo: no es doloroso y principalmente se debe a la formación de una fístula arterio-lacunar tras un traumatismo [3-5,17] El tratamiento de elección es controvertido [17], algunos autores recomiendan embolización [4,5] y otros tratamiento conservador [3].

POSTER ACTIONS Add bookmark Contact presenter Send to a friend Download pdf
SHARE THIS POSTER
2 clicks for more privacy: On the first click the button will be activated and you can then share the poster with a second click.

This website uses cookies. Learn more