Brought to you by
SERAM 2012 / S-0380
Hallazgos radiológicos en niños con casi-ahogamiento.
This poster was originally presented at the SERAM 2012 meeting, May 24-28, in Granada/ES. Este póster ha sido presentado originalmente en el congreso de la SERAM 2012, 24-28 de mayo, en Granada/ES. www.seram.es
Congress: SERAM 2012
Poster No.: S-0380
Type: Presentación Electrónica Científica
Keywords: Tórax, Neurorradiología cerebro, , TC, RM, Procedimiento diagnóstico, Trauma, Oedema, Isquemia / Infarto
Authors: A. M. Rueda Mejía1, A. Elías Mas2, J. L. Ribó3, J. Blanch3, E. Inarejos Clemente3, J. Badosa Pàges3; 1Hospitalet de Llobregat-Barcelona/ES, 2Terrassa/ES, 3Esplugues de Llobregat-Barcelona/ES
DOI:10.1594/seram2012/S-0380

Objetivos

Los accidentes por sumergimiento (inmersión, sumersión) siguen causando importante morbimortalidad en niños. Se utiliza el término ahogamiento si se produce fallecimiento en las primeras 24 hrs tras la inmersión y casi ahogamiento cuando el paciente sobrevive más de 24 hrs después del accidente.

Según lo reportado por la agencia Regional Europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el 2004, el ahogamiento fue la segunda causa más importante de muerte (suponiendo el 14% de los fallecimiento), después de los accidentes de tráfico (39%), por lesiones no intencionales, en la edad pediátrica. En Europa el ahogamiento es la causa de más de 5000 muertes al año, en este grupo de edad.

En España la incidencia de los accidentes por sumergimiento se estima en un 1,5 -1,6/100.000 habitantes por año.

Los niños son dos veces más propensos a ahogarse que las niñas y el grupo de edad en la población pediátrica más vulnerable, es el comprendido entre 1 a 4 años y 15 a 19 años.

Muchos de estos accidentes ocurren en piscinas (principalmente residenciales), aunque también pueden ocurrir en otros lugares como la bañera, lagos, ríos y canales.

La inadecuada supervisión de los niños o el consumo de alcohol por los cuidadores, son factores de riesgo asociados con el ahogamiento o casi-ahogamiento.

Las  medidas de reanimación temprana son cruciales en el pronóstico del paciente, ya que la pérdida de la conciencia puede presentarse alrededor de los 2 minutos después de la  inmersión y el daño cerebral ocurre entre los 4 a 6 minutos. Aquellos niños que requieren maniobras de reanimación cardiopulmonar al llegar al servicio de emergencia tienen peor pronóstico y cerca de la mitad de los que sobreviven tienen un deterioro neurológico significativo. 

 

Los objetivos de nuestro estudio fueron:

 

- Describir los datos epidemiológicos de los niños con casi-ahogamiento

  que acudieron al Servicio de Urgencias de nuestro hospital.  

- Revisar los estudios de neuroimagen (TC y RM cerebral) e imagen

  torácica (radiología simple y TC) en los pacientes pediátricos con

  diagnóstico de casi-ahogamiento.  

- Correlacionar los hallazgos radiológicos con el pronóstico.

POSTER ACTIONS Add bookmark Contact presenter Send to a friend Download pdf
SHARE THIS POSTER
2 clicks for more privacy: On the first click the button will be activated and you can then share the poster with a second click.

This website uses cookies. Learn more